Ferias Mexicanas 8 enero, 2018 – Publicado en: News

 

Como explicar lo que me ENCANTAN las ferias mexicanas. Sí, esas ferias itinerantes que van de ciudad en ciudad (o pueblo) y que se montan solo unas semanas. 

Amó los juegos mecánicos destartalados (los de este año tengo que reconocer que estaban bastante mejor que los de mi infancia) con dibujos pintados en spray y que parecen sacados de los comics más tenebrosos: los monstruos son espantosos, las mujeres exuberantes y los hombros fornidísimos. 

Los puestos que ofrecen ganarte un peluche a cambio de 1. Tirar bolas 2. Meter aros, canicas, etc. 3.- Atrapar un pato en el agua, son el hobby de mi marido e hijos así que siempre nos instalamos un rato a ver que sale. 

La comida, bueno! Unas cosas de toda la vida que solo veo/consigo en la feria (recuerden que NO VIVO en México así que a mi me parece lo más de lo más) los churros rellenos de cajeta, fresas con crema (si, si, mi marido casi se vomita cuando me vio que me dieron un tetrabrik con una cuchara peroooo cuando las probo se pidió unas para el, las salchipapas ajajjaaj que solo la he visto anunciadas pero me muero de la risa con ese nombre,  y mil cosas más. 

 

Lo máximo ver a la gente toda feliz y con buen rollo, yendo a pasársela bien y en familia. 

 

Subida en el carrusel, a una de mis hijas le hicieron una foto sola y una con su papá y obvio a ensartarnos los llaveritos. Me recordó a uno que tenía yo de la feria cuando era chica pero era como un cuadrito que te acercabas al ojo y dentro veías a lo lejos, tu foto! Así que caí y se lo compre :/